jueves, 24 de junio de 2010

COMERCIO BILATERAL ECUADOR-BRASIL:UNA BATUCADA ACCIDENTADA

Por: Francisco Ortiz Arroba
--------------------------------------------------------------------------------
RESUMEN
Las relaciones políticas entre Ecuador y Brasil, en especial en temas comerciales, se han visto deterioradas tras la expulsión de la constructora Odebrecht del país y de la suspensión del pago de un crédito al Banco Nacional de Desarrollo del Brasil desde septiembre del 2008. Este artículo pretende mostrar la balanza comercial crónica negativa que Ecuador mantiene con Brasil y cómo las decisiones políticas apresuradas han congelado las relaciones comerciales bilaterales.
--------------------------------------------------------------------------------
ABSTRACT
The political relations between Ecuador and Brazil, especially on trade issues, have been damaged after the expulsion of Odebrecht Company and the payment suspension of a loan from National Development Bank of Brazil since September 2008. This article wants to show the chronic negative trade balance with Brazil and Ecuador and remains how hasty political decisions have been frozen bilateral trade relations.
--------------------------------------------------------------------------------

Desde el 15 de enero del 2007, fecha en que se posesionó como Presidente de la República, el Ec. Rafael Correa Delgado, por el Palacio de Najas, sede de la diplomacia ecuatoriana, han desfilado cuatro ministras/os de Relaciones Exteriores, varios viceministros y un sinnúmero de subsecretarios y directores. Durante estos cuatro años de gobierno las relaciones comerciales que mantiene bilateralmente el Ecuador con el resto de países no han presentado realmente avances significativos. ¿Pero a qué se debe esto?
Las explicaciones o justificativos en este sentido abundan, sin embargo un argumento que se repite como causa de este estancamiento en las relaciones con varios de nuestros principales socios comerciales es el tono destemplado, y muchas veces inoportuno, con que el Presidente Correa actúa. Esa sanguineidad al hacer política puede incluso llegar a desangrar una buena estrategia política. No olvidemos que no todo lo que nos sirve en casa funciona también afuera.
En este artículo se tomará como eje central la relación comercial con Brasil, la cual ha vivido prácticamente tres años de inmovilidad o “tiempo de reposo”, como lo calificó la ex canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, el 16 de octubre del 2008, luego que el Presidente Rafael Correa expulsara, a través de Decreto Ejecutivo , a la constructora brasileña Norberto Odebrecht .
Según informe presentado por la Dirección General de América Central, Caribe y del Sur, el 29 de enero de 2010, al asumir sus nuevas funciones el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, Ricardo Patiño, se señala que “en el primer trimestre de 2009 las relaciones bilaterales con Brasil se vieron deterioradas tras la salida de Odebrecht y la suspensión del pago de un crédito de BNDES –cuyo pago se reanudó posteriormente-, por lo que el Embajador del Brasil en el Ecuador fue llamado a consultas” . Dicho informe explica que Brasil, desde esa fecha, prácticamente metió al congelador sus relaciones con Ecuador, salvo en el ámbito social, en donde temas de cooperación habían sido negociados previamente.
Prueba de ello son las declaraciones del Canciller brasileño, Celso Amorim, luego de reunirse el 24 de agosto de 2009, con su ex homólogo ecuatoriano, Fander Falconí. “La cooperación con el Ecuador va a seguir pero, por ahora, no en lo financiero… habría que esperar a ver qué ocurre con el BNDES, pero la amistad sigue, y va a seguir la cooperación para educación, temas sociales y biocombustibles” .
Finalmente, en el mismo informe se señala que los principales temas que ocuparán la agenda diplomática entre ambos países en los próximos meses serían:
a) El tratamiento al asunto de la empresa Odebrecht, incluyendo el eventual retiro de la demanda arbitral en París (sobre el crédito de BNDES) y el cumplimiento de los pagos del crédito con el BNDES.
b) La flexibilización de medidas de salvaguardia comercial, considerando los acuerdos preferenciales de comercio suscritos con el Brasil.
c) La favorable negociación o renegociación de contratos con la empresa Petrobras.
d) La adopción del patrón de televisión digital nipo-brasileña por parte del Ecuador.
e) El apoyo a posiciones brasileñas en foros internacionales como UNASUR, OMC, ONU, etc.
f) La moderación o contención de expresiones políticas contrarias a intereses brasileños.
g) El apoyo a candidaturas brasileñas para cargos internacionales.

Comercio Exterior e Inversiones
Durante la primera década del siglo XXI, el Ecuador ha mantenido una balanza comercial crónica negativa con Brasil, pese a que este mercado debería ser uno de los de mayor importancia para el país por un sinnúmero de ventajas comerciales: Población: 191´870.000 habitantes; PIB: 1,665 billones de dólares; PIB per cápita: 10.100 dólares; Tasa de crecimiento real: 5,2% ; Tasa de inflación: 5,8%; Tipo de cambio: 1USD = 1,8644 (BRL); y, Composición PIB por sector: Agricultura 5%; Industria 28,5%; y, Servicios 66% .
Sin embargo, desde el 2001 el déficit comercial se incrementó de US$ 179 millones y medio a US$ 849 millones en el 2008 , siendo ese el año en el que se registra el saldo comercial más negativo de la década. Según información del Banco Central del Ecuador, el panorama para el 2009 no cambió y la balanza comercial continuó negativa en USD 628 millones.
Las exportaciones en el 2007 estuvieron básicamente compuestas por “Plástico y sus manufacturas; caucho y sus manufacturas” (19,66%); “Atún en conserva” (11,64%); “Artículos de confitería” (10,16%); “Reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos; partes de estas máquinas o aparatos” (9,75%).
En el 2008, “Atún en conserva” (20,55%); “Artículos de confitería” (17,25%); “Reactores nucleares, calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos; partes de estas máquinas o aparatos” (11,77%); “Plástico y sus manufacturas; caucho y sus manufacturas” (11,80%).
Finalmente en el 2009, “Artículos de confitería” (16,05%); “Atún en conserva” (10,84%); “Barquillos y obleas” (9,30%); “Demás conservas de pescado” (7,08%).
Las importaciones en el año 2007 estuvieron básicamente compuestas por “Aeronaves, vehículos especiales, y sus partes” (8,25%); “Fundición, hierro y acero” (5,71%); “Vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres, sus partes y accesorios” (1,91%); “Productos farmacéuticos” (1,85%).
En el 2008, “Teléfonos celulares” (16,50%); “Vehículos automóviles, tractores, velocípedos y demás vehículos terrestres, sus partes y accesorios” (2,92%); “Fundición, hierro y acero” (2,10%); “Productos farmacéuticos” (2,04%).
Finalmente en el 2009 la composición fue la siguiente: “Teléfonos celulares” (8,10%); “Fundición, hierro y acero” (7,90%); “Productos farmacéuticos” (2,40%); Polietileno (2,10%).
Un dato curioso y muy decidor de la relación comercial con Brasil es que en el 2008 las exportaciones totales ecuatorianas fueron de USD 45 millones, mientras que se importó sólo en teléfonos celulares USD 147 millones. Esto significa un 326% de brecha en un bien netamente de consumo.
Estas cifras son sin duda contradictorias a toda la declamatoria oficial relacionada a la sustitución selectiva de importaciones, a través de la transformación del patrón de especialización de la economía, plasmado en el Plan Nacional del Buen Vivir 2009-2013, concretamente en el punto 6.2, que dice:

“La alternativa es un patrón de especialización enfocado en la producción secundaria y terciaria, generador y agregador de valor, y que desarrolle el mercado interno sin dejar de aprovechar las ventajas del comercio exterior. Este énfasis está asociado a incentivos para la expansión de la mano de obra especializada, tendiente a elevar los salarios reales en la economía y, consecuentemente aumentar la demanda doméstica, pues la gran mayoría de la población incrementa su capacidad de consumo y la posibilidad de ahorrar. Con una demanda doméstica creciente, el mercado interno puede desarrollarse y convertirse en alternativa para la expansión de la producción. Esto reduce la dependencia externa del país y disminuye la vulnerabilidad de la economía ante choques exógenos. Finalmente, este patrón de especialización de la economía permite crear enclaves (clusters) que fortalecen los encadenamientos productivos; aumentar la escala de producción y alcanzar rendimientos crecientes”.

Complementación Económica con Brasil
Según informe presentado por la Dirección General de América Central, Caribe y del Sur (DGCCS), del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración del Ecuador, del 29 de enero del 2010, uno de los principales logros en cuanto a la complementación económica con Brasil, fue la conclusión del proceso de suscripción del Octavo Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica No. 59 (ACE 59) , suscrito el 30 de diciembre de 2009. Gracias a este convenio, Brasil otorga a Ecuador, de manera unilateral, preferencia arancelaria de 100% en alrededor de 3.280 partidas arancelarias, desgravación que no tiene condición de reciprocidad para Ecuador.
El Octavo Protocolo Adicional representa la culminación de un sostenido trabajo para lograr el asentimiento de los países signatarios del ACE 59, a fin de materializar el compromiso adoptado por los Presidentes del Ecuador y Brasil en abril de 2007 . Entre sus ejes contempla un Programa de Liberación del Comercio de bienes, como instrumento para alcanzar una zona de libre comercio a partir del 2018. Estas desgravaciones son anuales y progresivas y se aplican sobre el arancel vigente para terceros países. Los márgenes de preferencia van creciendo en forma progresiva hasta alcanzar el 100% en el 2018.
Pese a ser un tema fundamental para las aspiraciones ecuatorianas en cuanto al aceleramiento de las relaciones comerciales con Brasil, el Octavo Protocolo Adicional del ACE 59 no se encuentra vigente , pues ni Brasil ni Ecuador han comunicado a la Secretaría General de la ALADI la incorporación del mismo dentro de sus respectivas legislaciones, tal como reza en su artículo 2.
Los principales bienes que se beneficiarían con el 100% de preferencia por estas medidas son: “Fibras sintéticas o artificiales discontinuas”; “ Productos químicos orgánicos”; “Extractos curtientes o tintóreos y sus derivados; pigmentos y demás materias colorantes; pinturas y barnices; mástiques; tintas”; “Productos fotográficos o cinematográficos”; “ Plástico y sus manufacturas”; “Aceites esenciales y resinoides; preparaciones de perfumería, de tocador o de cosmética”; “Los demás artículos textiles confeccionados; juegos; prendería y trapos; “Manufacturas de fundición, hierro o acero”; “Vidrios y sus manufacturas”; entre otros.
Han pasado ya dos años desde la expulsión de constructora Odebrecht y recién se puede avizorar mejoras en las relaciones comerciales con Brasil, ya que este año se firmaron finalmente dos importantes convenios internacionales:
1. Memorando de Entendimiento del Proyecto “Exporta Fácil”, entre el Ministerio de Producción del Ecuador y el Ministerio de Comunicaciones del Brasil, el cual busca facilitar las exportaciones e importaciones de los micro, pequeños y medianos empresarios ecuatorianos, a través de los servicios de correo postal.
2. Memorando de Entendimiento, entre el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de la República del Ecuador y el Ministerio de Comunicaciones de Brasil sobre Cooperación, en el área de televisión digital terrestre, en el cual Ecuador se acoge al sistema estándar ISDB-T digital del consorcio Japón-Brasil.
Finalmente, entre los temas de integración y cooperación que se encuentran pendientes están el Proyecto Manta – Manaos, pues desde el 2008 no se ha avanzado más que los estudios de prefactibilidad de la navegabilidad de los ríos Napo y Morona. Este importante proyecto ha pasado de manos y actualmente es el Ministerio Coordinador de la Producción el responsable de su ejecución.
En cuanto a temas ambientales con Brasil, Ecuador tiene pendiente -pese a los acuerdos internacionales ya suscrtitos- concretar la cooperación en: capacitación en programas de reforestación, transferencia de conocimientos y tecnología sobre motores impulsados por etanol derivada de la caña de azúcar y otros biocombustibles, fortalecimiento del Proyecto de Biodiversidad Amazónico, e impulso al Sistema de Vigilancia Amazónica –SIVAM- de Brasil en Ecuador.

Conclusión
La principal causa de que los avances en estos temas no sean significativos se deben al deterioro de las relaciones políticas bilaterales. Como se señaló al inicio de este artículo el Presidente Correa debería actuar de forma más cauta en cuanto al manejo de los temas internacionales, ya que una infortunada declaración puede llevar al traste años de negociaciones en materia comercial. La prudencia también es sinónimo de sabiduría.
Si bien la política de comercio exterior del actual régimen se sustenta en principios de solidaridad, soberanía alimentaria, soberanía productiva, trato especial diferenciado a favor del Ecuador por su calidad de país de menor desarrollo económico, no es menos cierto que en la práctica las acciones son lentas y en muchos casos desarticuladas e inoperantes. La parte declarativa puede ser coherente y de avanzada, pero al momento de aplicarla, las instituciones y los mecanismos utilizados dejan aún mucho que pensar.



BIBLIOGRAFÍA
• ALADI; Acuerdo de Complementación Económica n° 59, suscrito entre los gobiernos de la República Argentina, de la República Federativa del Brasil, de la República del Paraguay y de la República Oriental del Uruguay, estados partes del MERCOSUR y los gobiernos de la República de Colombia, de la República del Ecuador y de la República Bolivariana de Venezuela, países miembros de la Comunidad Andina: Octavo Protocolo Adicional; Brasil; 30 de Diciembre 2009.
• Diario Hoy; Relaciones de Ecuador y Brasil en reposo por caso Odebrecht; publicado 16 de Octubre de 2008.
• Dirección General de América Central, Caribe y del Sur; Informe Relaciones Ecuador-Brasil; Enero 2010.
• Matus, Carlos; El líder sin Estado Mayor; Fondo Editorial Altadir; La Paz; 1997.
• Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración; Comunicado Conjunto Ecuador-Brasil; Brasil; Abril 2007; Cod. BRA164.
• Presidencia de la República del Ecuador; Decreto Ejecutivo No. 1348; Quito, 23 de Septiembre de 2008; publicado en el Registro Oficial No. 439, del 3 de Octubre de 2008.
• SENPLADES; Brasil: Ficha País; Coordinación Técnica de Relaciones Internacionales; 2009.
• SENPLADES; Plan Nacional el Buen Vivir 2009-2013; Quito-Ecuador; 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada